Claudia Bahamón sufrió violento robo en Bogotá: “Empezó a jalarme sin parar la moto”

Sucedió en la calle 85 con 11, al mismo tiempo en que otros motociclistas estaban hurtando las pertenencias de tres ciudadanos más en ese sector de la capital.

Eso detalló la presentadora de ‘Masterchef’ en las historias de Instagram en las que contó su caso, que da otra muestra de lo delicada que está la situación en materia de seguridad en la ciudad; es más, ella misma expresó: “Esto está insostenible”.

El hecho se registró el mismo día en que atracaron a Diego Camargo y Tato Devia, en Ciudad Salitre, y a Sebastián Villalobos en otra zona de Bogotá, añadió la famosa.

Cómo fue robo a Claudia Bahamón, de ‘Masterchef’, en Bogotá

“Yo iba caminando por la calle 85 con 11, tenía una ruana puesta, con una carterita que estaba terciada, y paré en la esquina a esperar que el semáforo cambiara para poder pasar. Ahí pasó una moto, muy cerca, me asustó, y me agarró de la cartera y empezó a jalarme, sin parar la moto”, fue lo primero que narró la estrella de la televisión, que continuó: 

“El señor [el ladrón], obviamente, no entendió que la cartera estaba terciada y yo no podía zafarla rápido para entregársela porque, la verdad, se la hubiera entregado, pero no podía zafarla de mi cuerpo. Y él seguía andando y andando, y los carros empezaron a pitar —había mucho tráfico—, y yo terminé metida, amarrada a la cartera, amarrada a la moto, que no paraba, entre los carros de la 11”.

En ese momento, varios testigos de lo que estaba pasando se solidarizaron con la afectada, pero el delincuente fue más violento con ella, según relató la celebridad huilense.

“La gente empezó a gritar que me ayudaran, porque algunos se dieron cuenta que era yo. […] Cuando el tipo se dio cuenta que estaba todo el mundo gritando, paró en seco la moto, me tumbó, luego me agarró el brazo, me jaló, me arrancó el celular  y se fue. En ese momento, arrancaron unas seis motos como a entrelazarse entre ellas en ese tráfico horrible de Bogotá y yo arranqué a correr como una demente, obviamente estresada, sin rumbo y, cuando ya entendí que no sabía ni para donde iba, y lloraba y lloraba, me senté en el andén”, recordó la presentadora de RCN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *